Llámanos

Carrito

Subtotal: 0,00 €
Ver carrito Finalizar compra

El etiquetado: fundamental para que el cliente pueda saber el origen y el proceso que ha seguido uno de nuestros jamones ibéricos

El etiquetado: fundamental para que el cliente pueda saber el origen y el proceso que ha seguido uno de nuestros jamones ibéricos

El 12 de enero nos levantábamos con una triste noticia para el sector de los ibéricos. “La Guardia Civil inmoviliza miles de paletas y jamones en una operación contra el fraude de ibéricos”. Como se puede leer en la noticia, la Benemérita pudo “detectar ‘numerosas anomalías’ en productos cárnicos, principalmente en paletas, jamones y sus derivados (centros, loncheados, etc), en la que se observaron ‘graves deficiencias en la trazabilidad que impedía acreditar su origen legal'' . Hechos como este demuestran la importancia del etiquetado en alimentos como nuestros jamones ibéricos para garantizar la calidad y seguridad del producto cuando llega al plato de los consumidores.

A raíz de esta noticia, los informativos de Canal Extremadura visitaron nuestras instalaciones para conocer de primera mano la importancia de la trazabilidad. Manuel Rodríguez, responsable de calidad de Matarrevalva, aseguró a este medio que la etiqueta nos permite comprobar si el productor ha cumplido con el tratamiento sanitario y ha pasado todas las inspecciones necesarias. Unas medidas con las que en Matarrevalva estamos totalmente comprometidos para garantizar la calidad de nuestros ibéricos. Puedes ver la noticia aquí.

 

La importancia de la trazabilidad para evitar fraudes en los jamones ibéricos

Según la Agencia Española de Nutrición (AESAN), la trazabilidad es “la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento, un pienso o un ingrediente”. De esta forma, es más sencillo garantizar que los alimentos no supondrán ningún problema para nuestra salud y que la calidad con la que se comercializan es real, lo que minimiza el riesgo de fraudes y engaños. Algo que en el mundo de los ibéricos es fundamental, ya que,la calidad es lo que buscan nuestros clientes.

En la trazabilidad deben participar todos los agentes que hacen posible que un alimento recorra el camino desde la granja hasta la mesa. Es decir, cada una de las empresas que participan en el proceso de elaboración del jamón, debe transmitir una serie de datos a la siguiente empresa. Por ejemplo, la explotación ganadera envía al matadero una serie de datos que aportan información concreta sobre el animal y, además, debe garantizar que el registro de esos datos se ha realizado de forma correcta. El matadero hará lo mismo con la siguiente empresa del proceso, añadiendo nuevos datos. Así, poco a poco, se crea una especie de historial que permite conocer el origen y el camino seguido por cada pieza de jamón ibérico. Desde el principio hasta el final.

Un sector comprometido con la calidad y la transparencia

A pesar de noticias esporádicas, como la de 12 de enero, no hay que olvidar que el sector de los ibéricos siempre ha estado, y sigue estando, en la vanguardia de la transparencia y la trazabilidad de sus productos. Así lo demuestra la implantación por parte de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) de ÍTACA. Se trata de un sistema de identificación, trazabilidad y calidad que ofrece toda la información relativa al proceso de producción de las piezas.

Para facilitar la información al consumidor, se diseñó un sistema de etiquetas de cuatro colores, en función de la raza (100% Ibérico, 75% o 50% Raza Ibérica) y del tipo de alimentación del animal (bellota, cebo de campo y cebo). Así, el sistema de trazabilidad y etiquetado asigna a cada pieza un precinto obligatorio, único e individual, que garantiza que se trata de un jamón Ibérico con todas sus características. Con el precinto de Norma de Calidad del Ibérico, el cliente puede conocer la categoría del Jamón Ibérico y su proceso de producción.

Además, el consumidor también tiene a su disposición la App Ibérico que facilita trazabilidad de las piezas y verificación del cumplimiento de la normativa vigente. Algo posible a la lectura del código de barras único e individual que figura en cada precinto. 

Matarrevalva, un jamón ibérico que garantiza su calidad

No hay duda de que la trazabilidad es un buen sistema para que el consumidor identifique la calidad del producto. Por eso, en Matarrevalva, comprometidos con la calidad de nuestros jamones ibéricos con el correcto etiquetado, garantizamos la trazabilidad con el seguimiento por parte de personal cualificado. Porque sabemos que nuestros clientes se merecen la mejor calidad.

Volver al Blog
Envíos gratis 24/48 horas 10573