Llámanos

Carrito

Subtotal: 0,00 €
Ver carrito Finalizar compra

El etiquetado Nutri-Score y los beneficios del jamón ibérico

El etiquetado Nutri-Score y los beneficios del jamón ibérico

 

El jamón ibérico es uno de los productos estrella de la gastronomía española, junto con otros tan apreciados como la paella, el pan tumaca o la fabada, por poner solo algunos ejemplos. Pocas dudas ha habido de que se trata de un alimento de calidad, tal y como demuestra el prestigio que lo acompaña tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, en los últimos tiempos, se le está señalando como un alimento que no se ajusta a unas pautas de alimentación saludable por la implantación de un nuevo sistema de calificación. Te contamos todo lo que debes saber sobre la paradoja del sistema Nutri-Score y las propiedades del jamón ibérico.


¿Pero qué es el Nutri-Score?
Nutri-Score es una etiqueta nutricional que convierte el valor nutricional de los productos en un código simple con cinco categorías. Cada producto recibe una puntuación basada en un algoritmo científico. Los alimentos mejor valorados, reciben la letra A y el color verde; los peores, la letra E y el color rojo. Entre estos extremos encontramos valores intermedios. 


Este sistema, a priori, parece interesante para facilitar la información de los consumidores. Pero adolece de algunas deficiencias. Una de ellas es que se trata de una simplificación basada en el contenido de azúcar, grasas saturadas, sal, calorías, proteínas y fibras. Sin embargo, no tiene en cuenta todos los elementos saludables asociados a otros compuestos de gran importancia nutricional.


Otro asunto polémico es que Nutri-Score no discrimina los productos de una misma categoría según sus valores nutricionales. Por ejemplo, el aceite de girasol, el de nuez o el de oliva, reciben la misma nota. Algo injusto. Recordemos que el de oliva contiene una mayor proporción de ácido oleico, muy beneficioso para la salud cardiovascular.


El resultado es que algunos, como el aceite o el jamón ibérico, se clasifican como alimentos poco saludables. En cambio, otros, como los cereales para el desayuno, algunos refrescos o el ketchup, obtienen una buena puntuación. Ante esto, no son pocos los expertos que se han pronunciado. Por eso, los sectores de algunos de los alimentos injustamente tratados están intentando llegar a un acuerdo para corregir esta situación. Los de aceite de oliva ya lo han conseguido. Otros, como el sector del jamón, están ello.
 

Los beneficios del jamón ibérico que Nutri-Score no valora

Que el jamón ibérico posee unos interesantes valores nutricionales no es ningún secreto. Al contrario, es algo sabido y celebrado. En ese sentido, la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico  señaló que "el sistema simplemente no ofrece una evaluación adecuada de las cualidades de uno de los productos básicos de la dieta mediterránea, considerada una de las más saludables del mundo". Esta afirmación está corroborada por numerosos estudios. De hecho, algunos estudios realizados por el Hospital Ramón y Cajal y por la Universidad de Extremadura, concluyen que se trata de un alimento beneficioso para la salud cardiovascular porque contiene los denominados ácidos grasos oleicos o monoinsaturados, cruciales para bajar los niveles de colesterol. Incluso, como os contábamos en otro artículo, puede ayudar a combatir enfermedades intestinales.

 

El sistema Nutri-Score no valora que el jamón ibérico ofrece importantes beneficios. Con cada 100 gramos de jamón ibérico, ingerimos hasta 43 gramos de proteínas de alta calidad, con un aporte de nitrógeno del 75% respecto a los patrones de calidad proteica. Un nivel mucho mejor que el de las legumbres (60%) y los cereales (50%). Además, es una buena fuente de aminoácidos, capaces de ser absorbidos y retenidos por el organismo con facilidad, y péptidos naturales generados durante el proceso de curado del jamón ibérico

En cuanto a las vitaminas, el jamón ibérico también ocupa un buen lugar. Se sabe que proporciona vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico. Todas ellas con innegables propiedades para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro. Su alto contenido en vitamina E lo convierte en un aliado con propiedades antioxidantes procedentes de las semillas y la hierba que el cerdo consume

 

Como en todo, en el punto medio está la virtud
Con estos datos, no parece lógico afirmar que el jamón ibérico es un alimento nocivo para la salud. Al contrario, desde hace mucho tiempo sus valores nutricionales y sus propiedades son muy reconocidas. Y de hecho, algunos organismos, como la European Heart Network han recomendado que el algoritmo Nutri-Score sea revisado por un panel independiente de expertos científicos. 


En cualquier caso, como ocurre con todos los alimentos, la moderación es la clave. Por supuesto, comer de una sentada y de forma recurrente cantidades ingentes de jamón ibérico no es la mejor opción. Pero tampoco hacerlo con casi cualquier otro alimento. Eso sí, eso no debe ser ningún obstáculo para poder seguir disfrutando, como hasta ahora, de este bocado tan nuestro, de forma compatible con la salud.


Ya conoces cómo funciona el etiquetado Nutri-Score y las muchas cualidades del jamón. Ahora puedes escoger algunas de las mejores piezas de productos ibéricos de nuestro catálogo para disfrutar del sabor y sus muchas propiedades. Eso sí, recuerda que en alimentación, la moderación es siempre un valor a tener en cuenta.
 

Volver al Blog